1.12.04

Offesa ufficiale

(Ofensa oficial)
El pingüino se mandó un exabrupto contra Berlusconi y los ahorristas italianos en la inauguración de una planta procesadora de pescado italiana!!!
Me pregunto si los mediterráneos habrían realizado esa inversión si nuestro popular presidente hubiera insultado a sus compatriotas antes de realizar la inversión.
¿Cuánto pesarán esas palabras de agravio para la venida de futuras inversiones italianas a la Argentina?
¿O es que el Sr. Kirchner se está cansando de las inauguraciones?

¿Llegaremos a ver el día en que trabajadores argentinos tengan tal capacidad de ahorro que decidan invertir en bonos de deuda de países como Italia, Japón, Alemania o los EEUU?