5.3.05

Keynes tenía razón: en el largo plazo todos estaremos muertos.

El canje fue el más exitoso, pero el mundo puede esperar. Mientras se confirma que Argentina realmente pagará sus compromisos, dentro de 40 años cuando Kirchner y Lavagna estén bien muertos, los inversores podrán seguir poniendo su dinero en países un poquito más confiables.

And you can quote me on that, Mr. President.

Tags: