5.3.05

La inflación volvió para quedarse

Cuando nos enteramos que el índice de inflación del mes de enero fue del 1.5% comentamos aquí acerca de las estupideces con las que se justificó ese nivel: impacto del turismo, subas estacionales de precios, etc. Todas bobadas.
Y Febrero se despachó con un 1% adicional. Todo esto es consecuencia de la política monetaria expansiva de finales del 2004 cuando el BCRA no paraba de comprar dólares para evitar que el peso se aprecie. La expansión de la base monetaria de ese periodo fue senciallamente impresionante. El peso devaluado (y por ende el salario de hambre) es el único pilar del modelo productivo. En la medida que el BCRA siga emitiendo para sostener el dólar a 2.90/3.00 (nivel mágico de la convertibilidad kirchnerolasagnista) los precios van a seguir aumentando. Y luego nuestro energúmeno presidente se dedicará en sus discursos a dar los nombres de los empresarios que suben los precios así son ajusticiados en una plaza pública por hordas de piqueteros
exaltados.

1 Comentarios:

A las 9:35 a. m., Blogger Mauro Gabriel Mazza dijo...

Te transcribo lo mismo que publique en mauromazza.8m.comHay que ver que pasa de ahora en mas, tengo mis dudas que se mantenga a este ritmo, la esterilización fue muy fuerte a tal punto que plancharon a M3 (depositos+circulantes) en condiciones pos expansión noviembre diciembre.
A pesar de lo divulgado ayer por clarín que espera un arrastre para marzo, este 1) se basa en los precios mayoristas; enero presento una caída en este rubro y a pesar de ello febrero demostró que la tesis precios mayoristas-bajos igual IPC-contenido, es una falacia. Sencillamente porque los minoristas están absorbiendo la diferencia de márgenes;2)La inflación es un fenómeno monetario, y los efectos de limpieza del mercado recién se notan dos o tres meses después, bueno solo hace falta mirar el boom de liquidez de noviembre-diciembre y sus efectos sobre enero y febrero. Abril se estabiliza. Seguro que terminamos el primer trimestre en 3%, pero mirando hacia delante tenderán a estabilizarse, claro siempre teniendo en cuenta que se mantenga la coyuntura actual, y los precios internacionales se mantenga menos flexibles que otras ocasiones.

 

Publicar un comentario

<< Volver